facebook format-gallery format-video google instagram list-ribbon menu next pinterest prev search twitter youtube
Belleza

Acné Adulto. Te contamos todas las posibles causas

Acné Adulto. Te contamos todas las posibles causas

Si ya pasaste la adolescencia y sigues lidiando con brotes repentinos de acné, estas pueden ser las causas.

 

Causa # 1: Tus hormonas están locas

 

Aparentemente y según dermatólogos especializados en el tema, el acné de la mujer adulta parece estar en aumento más que nunca y todo acné profundo es causado por hormonas.

Por ejemplo, todo el azúcar que consumes da como resultado una alta en la insulina, que aumenta la producción de andrógenos, hormonas sexuales “masculinas”, como la testosterona, en tu cuerpo. Esas hormonas aumentan la producción de aceite en tu piel, que alimenta las bacterias en los poros. Esto causa inflamación y, finalmente, granos. 

La única diferencia es que cuando eras un adolescente, tu cuerpo reflejaba esa inflamación con típicos brotes de pus, pero ahora, tu cuerpo de 20 y tantos responde con quistes profundos, dolorosos y subterráneos que parecen nunca desaparecer. Los expertos creen que esto tiene que ver con una mayor sensibilidad a los andrógenos a medida que envejecemos, junto con un flujo más intenso de hormonas que causan este tipo de acné.

Causa # 2: Estas tomando mal tus anticonceptivos orales

 

Cambiar de pastilla anticonceptiva, ya sea de marca o fórmula, puede causar acné hormonal. Por ejemplo, es posible que hayas cambiado de una píldora anticonceptiva aprobada por la FDA para tratar el acné (como las píldoras combinadas Ortho Tri-Cyclen, Estrostep o Yaz) a una píldora que puede empeorar el acné hormonal (como las minipíldoras de progestina). O quizás recién comenzaste a tomar píldoras y tu cuerpo todavía se está adaptando al cambio de hormonas (que puede tomar hasta cuatro o cinco meses en regularse).

Causa # 3: Estás tratando de ser más saludable 

 

Cuando llegas a los 25 años, tu metabolismo comienza a disminuir por primera vez, y es por eso que probablemente cambies tu forma de alimentarte y ejercitarte. Pero estos cambios, aunque sean positivos, también pueden provocar trastornos importantes en la piel. Según los expertos, cualquier fluctuación de peso rápida puede interferir con nuestras hormonas y provocar brotes.  

Causa # 4: No estás cuidando tu piel

 

Independientemente de la edad, hay ciertos cuidados que debemos tener con nuestra piel. Una limpieza adecuada es clave a la hora de prevenir brotes. Lo recomendado es un gel limpiador adecuado para tu tipo de piel, un tónico para eliminar impurezas y si es necesario algún tratamiento tópico para brotes activos.

Las soluciones a tu problema

 

Todo dependerá de lo que indique tu dermatólogo, pero las opciones van desde antibióticos orales, si padeces de un acné severo, hasta peelings o limpiezas faciales para prevenir. Además, puedes optar por distintos tipos de lásers para eliminar cicatrices.

 

Recuerda siempre consultar con tu dermatólogo. Te recomendamos Clínicas Desmond, que cuenta con los mejores profesionales y una amplia variedad de tratamientos dermatológicos. Visítalos en https://www.clinicasdesmond.cl/

Créditos Fuente: Clínicas Desmond

Comentarios

Escribe un comentario

Leer después